Semantic Self Service Procurement Catalogue

Un catálogo electrónico con un propósito claro: automatizar el proceso de compra para todos los bienes y servicios que no son ni las materias primas ni componentes de los productos finales vendidos por la empresa (que se gestionan por el ERP). Estos son los servicios y los materiales indirectos utilizados en el proceso de producción o para el mantenimiento de la planta, así como los efectos de escritorio, dispositivos de protección personal, de investigación y desarrollo de materiales de laboratorio y muchos otros. Tales artículos son más complejos que las materias primas: son mucho más numerosos (incluso 10 veces más), e incluyen elementos que difieren ampliamente en la naturaleza y las especificaciones técnicas. También son más complejos de gestionar para Compras: miles de proveedores, pedidos pequeños y una demanda interna impredecible.

En otras palabras, la mayor parte de los costes de gestión del ciclo de compra se centra en las Materiales y Servicios  Indirectos. Es por esto que es estratégico para una empresa automatizar sus solicitudes de pedido.

La semántica juega un papel estratégico en la consecución de este objetivo.

3SP (Semantic Self Service Procurement Catalogue) utiliza la semántica para ofrecer servicios potentes y específicos:

Para los clientes internos, una forma fácil de encontrar los artículos es utilizando su propio lenguaje natural, sin necesidad de conocer exactamente cómo se describen o donde esten clasificados en el catálogo.

Para el Departamento de Compras: gestión independiente del contenido del catálogo, para los proveedores y sus clientes internos. 3SP carga automáticamente un Nuevo item y comprueba la coherencia entre los pedidos y las condiciones de venta. También tiene su propio workflow de aprobaciones a medida para el cliente. 3SP también gestiona el ciclo de pedido de productos y servicios nuevos que aún no estén en el catálogo, manteniendo un registro de todas las compras.

Para los proveedores, la posibilidad de actualizar su oferta, comprobar y ejecutar las órdenes recibidas, o comunicar las variaciones que requieren la aceptación por parte del cliente interno. Esta tecnología reduce al mínimo las discrepancias entre pedidos y facturas.